Cruceros a Montego Bay, Jamaica

Degustación de productos jamaicanos
Playa de Doctor's Cave
La mansión Rose Hall y su Great House

Busca tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Montego Bay

Reggae, comida jerk y un poco de magia negra

Cristóbal Colón amarró su flota en Montego Bay en 1494, cuando descubrió Jamaica procedente de Cuba, nombrándola “el golfo del buen tiempo”. Pero no fue hasta 1655 cuando Montego Bay, hoy en día la segunda ciudad de Jamaica, pasó a manos británicas, una influencia que sigue estando presente en su colorida arquitectura colonial, como atestigua la iglesia parroquial de St. James, y en sus calles adoquinadas, que albergan los secretos de la época de los esclavos en la plaza Sam Sharpe y en The Cage, una cárcel para los esclavos que huían de las plantaciones. Actualmente, el centro de la ciudad está dominado por la avenida Gloucester, su calle principal o “Hip Strip”, repleta de bares, tiendas de souvenirs y vendedores de ropa. 


Tras llegar a la costa del noroeste de Jamaica a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, podrás descubrir la isla como si fueras un jamaicano más gracias a nuestras excursiones. Nuestra excursión “Hazte nativo” te permitirá seguir el ritmo del reggae, contemplar la flora y fauna endémicas, disfrutar de una comida típica jamaicana, o relejarte en una playa de postal. 


También podrás hacer una excursión a Doctor's Cave, una de las playas más bonitas de la isla, cuyas aguas se creía en los años 20 que tenían poderes curativos. La playa, que recibe su nombre por la antigua entrada a través de la cueva y del club de baño de los médicos que la frecuentaban, cuenta con una hermosa arena blanca, majestuosas palmeras, y unas aguas cristalinas al abrigo de las corrientes. 


Seguramente sepas que Jamaica es famosa por su comida. Pues bien, si quieres vivir una deliciosa aventura gastronómica, ven con hambre, prueba tres restaurantes y aplaca el calor con las bebidas típicas jamaicanas en una exclusiva excursión reservada a los pasajeros de MSC. Además de la degustación, podrás visitar el mercado de artesanía de Harbour Street, asistir a una clase sobre cómo hacer ponches de ron, o hacer un crucero en catamarán al atardecer por el puerto.


Si no, te invitamos a vivir una apasionante aventura por la mansión Rose Hall. En una de sus dependencias, la Great House, uno de los antiguos palacetes de los señores del azúcar, conocerás un montón de historias sobre brujería, magia negra, asesinatos y esclavos que se vengaban de sus dueños. Rose Hall, una mansión de estilo georgiano-jamaicano del siglo XVIII perteneciente a la familia Palmer, se encuentra en lo alto de una colina, ofreciendo una impresionante vista panorámica de toda la costa. Se cree que la casa está encantada por el fantasma de Annie Palmer, la bruja blanca de Rose Hall, que asesinó a sus cuatro maridos y a un montón de esclavos que trabajaban en la plantación de azúcar de alrededor.

Qué ver en Montego Bay

Descubre nuestras excursiones

    Jamaica

    Paisajes impresionantes
    Paisajes impresionantes

    Con una merecida fama por sus playas y su música, la bonita y atrevida Jamaica es mucho más que eso. En efecto, no faltan las arenas blancas, las turquesas aguas caribeñas y las palmeras mecidas por el viento, pero también hay espectaculares montañas y ríos, cascadas y llanuras de sabana salpicadas de cactus.
     
    Mucho más que un simple lugar de vacaciones, la isla también alberga vibrantes pueblos y ciudades como la extensa Kingston, que inspiró la música de Bob Marley y de otras superestrellas del reggae local.
    Jamaica es un país al que le gusta pavonearse; orgulloso de su historia, de sus éxitos deportivos y sus genios de la música; pero también carga con un peso a sus espaldas.

    Como cuna de los hoteles “todo incluido”, Jamaica es perfecta para aquellos viajeros que quieren ir directamente del crucero a la playa. Pero para descubrir la auténtica esencia de Jamaica durante tu crucero, tendrás que explorarla un poco más.

    Sin duda valdrá la pena, ya que es una isla llena de atractivos de primera clase, rebosante de carácter y con un rico patrimonio musical y cultural; si eres un amante del reggae, este es tu paraíso.