Scarborough

Jardín Tropical Tobago
Fort King George
La playa de Pigeon Point

Encuentra Cruceros por el Caribe, Cuba y Antillas

Scarborough

Una ciudad caribeña única

Durante tu crucero por el Mar del Caribe, después de desembarcar en el puerto de Scarborough, la capital de Tobago, descubrirás que se trata de un destino muy singular: sus casas y carreteras que se sobreponen a las colinas, con el imponente Océano Atlántico que mira la fortaleza del Rey Jorge, en la cima de una de ellas.


Scarborough es el centro administrativo de la isla y el puerto principal. Es una ciudad vibrante. Sus calles más turísticas se mezclan con las casas de los habitantes de la isla, vendedores y terrazas de bares y restaurantes.


Lejos del centro, encontramos el barrio de Bacolet, donde se encuentran algunos de los mejores hoteles y la popular Bacolet Bay Beach. Y es que Scarborough, aún siendo la más grande la isla, es una ciudad pequeña que concentra la mayoría de su actividad comercial alrededor del puerto y de su calle principal.


Durante tus vacaciones por el Caribe, podrás descubrir el Jardín Botánico de Scarborough, construido en el siglo XIX.Un jardín muy singular que podría ser un parque inglés si no fuera por los exóticos tulipanes africanos y grandes árboles con hojas de color amarillo y rosa.


Girando por Fort Street llegamos a uno de los lugares más imponentes de la isla, la Fortaleza del Rey Jorge. Este complejo arquitectónico es la fortificación más grande de Tobago. Fue construida por los ingleses en 1777 y ocupada por las tropas francesas, entre 1781 y 1793, que construyeron las murallas de piedra. A tan solo media hora de la capital, se encuentra la Playa de Pigeon Point, la playa caribeña con la que siempre hemos soñado: arena blanca, un mar turquesa espectacular y palmeras tropicales en la orilla. 

Qué ver en Scarborough

Descubre nuestras excursiones

    Trinidad y Tobago

    Las sombras de los arrecifes de coral
    Las sombras de los arrecifes de coral

    Trinidad y Tobago. Tan cerca, pero tan diferente. Un crucero por Trinidad te llevará hasta Puerto España, su capital, casi veinte veces más poblada que Scarborough, el centro principal de Tobago.


    Los edificios coloniales del siglo XVIII dan a dos avenidas peatonales que constituyen Plaza de la Independencia, la plaza principal, llena de tiendas y de restaurantes. En el extremo nororiental de Queen’s Park Savannah, antigua plantación de azúcar reconvertida en parque público con un hipódromo en su interior, puedes visitar el bonito jardín rocoso con nenúfares que cubren los estanques que hay entre las rocas. Si te desplazas hacia el lado opuesto hay unas magníficas vistas aéreas de la ciudad. Sobresalen los Siete Magníficos: un maravillosos grupo de edificios coloniales donde llaman la atención las almenas y las torres del Castillo de Stollmeyer, un fragmento escocés en el Caribe.

    Puedes disfrutar de la naturaleza virgen en ambas islas, pero si prefieres un ritmo más lento deberías ir a Tobago. También encontrarás coloridas aldeas de pescadores que se conservan como hace cincuenta años, como las de Charlotteville y Speyside. En esta última encontrarás lugares únicos para practicar el submarinismo, donde podrás admirar los arrecifes de coral que protegen las playas, entre esponjas del tamaño de una persona y bancos de coral negro.