Montecarlo

El Hôtel de Paris y Villa Sauber
El casco antiguo de Mónaco
La aldea de St-Paul-de-Vence

Busca tu crucero por el Mediterráneo

Montecarlo

El punto de encuentro de la jet set internacional

El tiempo hoy

  • ene.

  • feb.

  • mar.

  • abr.

  • may.

  • jun.

  • jul.

  • ago.

  • sep.

  • oct.

  • nov.

  • dic.

El punto de encuentro de la jet set internacional

Montecarlo es el lugar donde se encuentra la auténtica riqueza, y su famoso casino merece una visita durante una excursión de tu crucero MSC por el Mediterráneo. Junto a él se encuentra la llamativa Ópera de Montecarlo, y en los alrededores de la place du Casino, rodeada por hileras de palmeras, hay varios casinos, hoteles, palacios y grands cafés.

El American Bar del Hôtel de Paris es el lugar donde se da cita la élite, mientras que el Hermitage, de principios del siglo XX, se caracteriza por la bonita cúpula de hierro y cristal de Gustave Eiffel.

Villa Sauber es una de las pocas villas belle époque que han sobrevivido en el principado, situada en medio de bloques de edificios de cemento. Alberga el Nouveau Musée National y presenta interesantes muestras temporales de arte, a menudo sobre temas relacionados con la ciudad. MSC Cruceros por el Mediterráneo también ofrece excursiones al casco antiguo de Mónaco, donde se ha evitado la peor explotación inmobiliaria.

En place du Palais puedes ver el cambio de guardia o visitar las tumbas del Príncipe Rainiero y la Princesa Grace en la catedral del siglo XIX. Una de las mejores excursiones MSC en Mónaco es la bonita aldea fortificada de St-Paul-de-Vence. Es un pueblecito en la cima de una colina a solo 3 km al sur de Vence, en dirección Cagnes.

Aunque el pueblo en sí es una joya y normalmente durante el verano recibe muchas visitas, la fama del lugar se debe a su casco histórico medieval y a la Fundación Maeght, un magnífico museo de arte moderno y escultura escondido entre los bosques cercanos, como su corazón medieval. No puedes perderte otro de los símbolos del pueblo, justo fuera de la muralla en la carretera de acceso, la Colombe d’Or, un hotel y restaurante célebre por el arte que cuelga de sus paredes, donado como pago por la comida por los entonces empobrecidos Braque, Picasso, Matisse y Bonnard durante los años de escasez tras la Primera Guerra Mundial.

Visitas imprescindibles en Montecarlo

Descubre nuestras excursiones