Tanto tu Cruise Card como la pulsera MSC for ME te proporcionan acceso a todos los productos y servicios con el método «toca y firma», lo que hace innecesario llevar efectivo a bordo. Después de embarcar y durante las primeras 48 horas, puedes activarla utilizando la forma de pago que elijas, o dejar un depósito en efectivo en Reception - Atención al pasajero. No olvides traer tu tarjeta de crédito/débito y código PIN, y comprobar que puede utilizarse a bordo. Tras embarcar y recoger la Cruise Card o la pulsera MSC for ME de tu camarote, actívala para realizar compras a bordo registrando tu tarjeta de crédito, débito o prepago en cualquier momento, desde el embarque hasta las 23:00 h del día siguiente. Puedes hacerlo por tu cuenta en cualquiera de los Cruise Card Activation Points que encontrarás en el barco. Estos nuevos dispositivos te permiten registrar tu tarjeta de forma sencilla, rápida y segura. Ten en cuenta que quizá debas introducir el número PIN, si está activo en tu tarjeta de crédito. Como alternativa, también puedes hacer un ingreso en efectivo en Reception - Atención al pasajero. Las formas de pago aceptadas son:
Tarjeta de crédito

Se aceptan las siguientes tarjetas de crédito: Visa, MasterCard, Diners, JCB, Discover y American Express. La tarjeta se registrará y se vinculará a tu cuenta de a bordo durante tu estancia en el barco (es posible que se te solicite autorización previa). La noche antes del desembarque recibirás una copia de la factura en tu camarote y tu cuenta de a bordo se cerrará automáticamente al final del crucero, por lo que no será necesario acudir a Reception - Atención al pasajero. No es posible cambiar el método de pago el último día del crucero.

Tarjeta de débito

Se aceptan las siguientes tarjetas de débito: Maestro, Visa Debit, Visa Electron, MasterCard Debit. Comprueba que tu tarjeta de débito o prepago puede utilizarse a bordo; en caso afirmativo, es posible que se te solicite el PIN. Puedes recargar tu cuenta de a bordo mediante una transacción directa en cualquiera de los Cruise Card Activation Points. La tarjeta de débito o prepago no se vinculará a tu cuenta, y cualquier saldo positivo restante en la cuenta de a bordo se te reembolsará en Reception - Atención al pasajero, en la moneda de a bordo, el día del desembarque.

Efectivo

Puedes recargar tu cuenta de a bordo depositando un importe mínimo de 250 € por camarote o 150 € por persona en Reception - Atención al pasajero. El día del desembarque, la cuenta de a bordo deberá liquidarse. En caso de que el saldo restante sea positivo, se te reembolsará en la moneda de a bordo. Si el saldo es negativo, puedes pagarlo en Reception - Atención al pasajero o, para evitar las colas, con tarjeta de crédito/débito (en lugar de efectivo) en cualquiera de los Cruise Card Activation Points. Ten en cuenta que no se aceptan cheques personales.