Sostenibilidad a bordo: el papel del Oficial de Cumplimiento Ambiental

octubre 2022

 

Sensibilizar sobre cuestiones como la prevención de la contaminación, la gestión de residuos y el ahorro energético es vital en todas las áreas de nuestras operaciones y para toda la gente a bordo del barco. Hay una persona específica a bordo que se encarga de esta importante tarea, el Oficial de Cumplimiento Ambiental (ECO, por sus siglas en inglés), que está en contacto directo con nuestro Departamento de Operaciones Ambientales y Cumplimiento en Uxbridge, Reino Unido. 

Una de las responsabilidades clave del ECO es ayudar a la tripulación recién embarcada a familiarizarse con las políticas y requisitos ambientales de nuestros buques a través de formaciones iniciales específicas para cada función. 

Garantizar que cada buque cumpla plenamente con las regulaciones ambientales es otra tarea importante de este puesto. El ECO se encarga de la gestión y eliminación de residuos a bordo de acuerdo con las regulaciones internacionales y locales, y las políticas de la empresa, así como de supervisar y formar a la tripulación que maneja los residuos como parte de sus responsabilidades.

Hay siete categorías de residuos a bordo: plásticos, residuos de alimentos, residuos de material de uso doméstico (vidrio, aluminio, papel/cartón, metal, vajilla...), aceite de cocina, residuos de incineradoras, residuos operativos y residuos electrónicos. Con excepción de los residuos de alimentos, que se procesan con un equipo especial, no se permite el vertido de residuos al mar, y los empleados que lo hagan corren el riesgo de ser objeto de medidas disciplinarias, despidos o incluso acciones penales. Miembros de la tripulación formados en gestión de residuos se encargan de recoger y separar los residuos, que luego se compactan, fragmentan o incineran utilizando equipos específicos. Por otra parte, el material residual de este proceso se entrega con sumo cuidado a instalaciones portuarias de recepción aprobadas. 
MSC Cruceros está constantemente innovando y evaluando nuevas tecnologías para mejorar aún más nuestra gestión de los residuos y contribuir en la medida de lo posible a la economía circular