Lerwick

La vida comercal de las Islas Shetland

El imponente FUerte Charlotte

El Museo Shetland

Encuentra cruceros por el Norte de Europa

Lerwick

La vida al ritmo de la marea

Lerwick, tu próximo destino MSC es el foco de la vida comercial de las Islas Shetland

El puerto de Lerwick está, durante todo el año, protegido por barcos pesqueros y de carga, así como por embarcaciones encargadas de suministrar las diferentes plataformas petrolíferas que se encuentran en el Mar del Norte. Es en verano, cuando el muelle cobra vida, con la visita de yates, cruceros o barcos históricos.

 

Detrás del antiguo muelle se encuentra el centro de la ciudad, constituido por una larga calle principal, la Calle Comercial revestida de piedra, cuya forma estrecha y sinuosa, se encuentra a una cuadra de la Explanada. Desde allí, las calles estrechas, se elevan hacia el oeste hasta la nueva ciudad victoriana. El extremo norte de la Calle Comercial está marcado por las altas murallas del Fuerte Charlotte,  comenzado por Carlos II en 1665, e incendiado por la flota holandesa en agosto de 1673, y reparado y nombrado en honor del reinado de George III en 1780.



Behind the old harbour is the compact town centre, made up of one long main street, flagstone-clad Commercial Street, whose narrow, winding form, set back one block from the Esplanade, provides shelter from the elements even on the worst days. From here, narrow lanes, known as closses, rise westwards to the late Victorian new town. The northern end of Commercial Street is marked by the towering walls of Fort Charlotte, begun for Charles II in 1665, burnt down by the Dutch fleet in August 1673, and repaired and named in honour of George III’s queen in the 1780s.

Exhibits at the Shetland Museum, in a wonderful purpose-built waterfront building, include replicas of a hoard of Pictish silver found locally, the Monks Stone, thought to show the arrival of Christianity in Shetland, and a block of butter, tax payment for the King of Norway, found preserved in a peat bog.

MSC Northern Europe cruises also offer excursions to Scalloway, once the capital of Shetland, which however waned in importance throughout the eighteenth century as Lerwick grew. Nowadays, Scalloway is fairly sleepy, though its harbour is busy enough.

The town is dominated by the imposing shell of Scalloway Castle, a classic fortified tower house built with forced labour in 1600 by the infamous Earl Patrick Stewart, who held court in the castle and gained a reputation for cruelty and corruption.

Must see places in Lerwick

Descubre nuestras excursiones

    Reino Unido

    Dios Salve a la Reina
    Dios Salve a la Reina

    El Reino Unido no es un solo país sino cuatro: Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, y una multitud de identidades culturales. Que Dios te proteja si se te ocurre llamar “inglés” a un escocés o a un galés.


    No puedes perderte Londres durante tus vacaciones en Reino Unido; la capital es uno de esos lugares que deberían ser obligatorios en cualquier itinerario. 

    Brighton y Canterbury ofrecen diferentes alternativas: la primera de ellas es una viva localidad costera, la segunda una de las ciudades británicas medievales más bonitas. 


    En el suroeste de Inglaterra se encuentran los escarpados páramos de Devon, la costa rocosa de Cornualles y la histórica ciudad termal de Bath, mientras que los principales atractivos de la Inglaterra central son las ciudades universitarias de Oxford y Cambridge

    Un poco más al norte encontramos las antiguas ciudades industriales de Manchester, Liverpool  y Newcastle, que son lugares vivos y rejuvenecidos, y York, con sus magníficos tesoros históricos, aunque es el paisaje, especiamente los altiplanos del Distrito de los Lagos, su mayor atractivo. 


    A los mejores lochs (lagos), glens (valles) y peaks (picos) de Escocia y a los magníficos paisajes de las islas de la costa occidental, se puede llegar fácilmente desde Glasgow y Edimburgo, que probablemente cuenta con el paisaje urbano más impactante de Gran Bretaña. Por último, un crucero por Reino Unido no es tal sin una parada en Irlanda del Norte, con su capital Belfast y la espectacular Calzada de los Gigantes.