Cruceros a Cabo Frío

Animadas playas en la Costa do Sol
Dunas de arena, diversión vacacional
El fuerte de São Mateus

Busca cruceros por Sudamérica

Cabo Frío

El encanto de la brisa marina

Hogar de nueve de las mejores playas de Brasil. Haz escala en Cabo Frío durante tus vacaciones en crucero por Sudamérica a Brasil y regálate un nuevo y elegante conjunto de playa.

Situado en la costa sur de Brasil, el puerto de Cabo Frío es uno de los nuevos destinos ofrecidos por MSC Cruceros. Cabo Frío es el ejemplo clásico de ciudad brasileña y está repleto de historia, fantásticas tiendas (especialmente de ropa de playa) y playas emblemáticas, llenas de amantes del sol.

Originalmente bautizada como Santa Helena de Cabo Frío por los portugueses, que la fundaron en 1615, la ciudad debe su nombre actual a las frías corrientes submarinas procedentes del Antártico que recorren sus aguas. El puerto es, sin lugar a dudas, una de las mejores escalas turísticas que encontrarás durante un crucero.

Situado junto a numerosos lugares de interés histórico y arqueológico, Cabo Frío alberga además nueve de las mejores playas de Brasil. La más famosa es probablemente la interminable playa Forte (así bautizada por su antiguo fuerte defensivo). Por supuesto, querrás estar impecable, por lo que no dudes en visitar las modernas tiendas de la calle Gamboa (más conocida como el "nirvana de la ropa de playa") antes de ir a la playa.

Después, una vez que hayas disfrutado plenamente del sol y bronceado tu piel con tu elegante bañador nuevo, podrás dirigirte a uno de los animados restaurantes de la costa y probar la famosa especialidad local: la deliciosa pasta con gambas.

Qué ver en Cabo Frío

Descubre nuestras excursiones

No hay resultados

    El programa de la excursiones para este puerto se está actualizado. ¡Vuelve a visitarnos pronto para conocer la mejor forma de descubrir tu destino!

Sur de Brasil

Pasado el Cristo Redentor
Pasado el Cristo Redentor

En el sureste de Brasil, las tres ciudades más grandes, São Paulo, Rio de Janeiro y Belo Horizonte, forman un triángulo en torno al cual se mueve la economía del país.

Todas ellas merecen ser visitadas, pero lo que de verdad no te puedes perder durante tu crucero por Brasil es Río, que es realmente tan bonita como se ve en las fotografías, y los maravillosos vestigios coloniales de Paraty que surgen entre Río y la exuberante São Paulo. Al norte de aquí, la ciudad de Belo Horizonte se encuentra en el corazón de Minas Gerais, donde las antiguas ciudades portuguesas de Ouro Preto, Tiradentes y Diamantina rebosan de historia colonial.

El sur, el área comprendida entre los estados de Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul, presume de una de las mayores maravillas naturales de Sudamérica: las cataratas de Iguazú, a lo largo de la frontera con Argentina. Desde Curitiba, el espectacular Serra Verde Express serpentea hasta la costa, donde podrás relajarte en las playas de Isla de Mel o pasar de una playa a otra en los alrededores de Florianápolis.

A pesar de su cercanía con la ciudad, los 400 km de costa de São Paulo están bastante descuidados respecto a la glamurosa Río. Al noreste, hacia la frontera con el estado de Río, el área se está desarrollando muy rápidamente pero sigue ofreciendo grandes contrastes que van desde una larga y amplia franja de dunas al límite de la llanura costera hasta pequeñas calas idílicas protegidas por un marco montañoso.