Cruceros a Recife

Un centro restaurado repleto de edificios históricos
Olinda, un laberinto de calles empedradas
Igarassu, la segunda ciudad más antigua de Brasil

Busca cruceros por Sudamérica

Recife

El Barrio, de estilo europeo antiguo

Déjate llevar por tu crucero MSC al área metropolitana más grande del noreste de Brasil, Recife, una dinámica ciudad en pleno crecimiento con más de 4 millones de personas, una economía floreciente y dos puertos principales. El centro de la ciudad, las tres islas de Santo Antônio, Boa Vista y Bairro do Recife, son una atractiva mezcla una vez que te acostumbres a ellas (como en el casco antiguo de Río).


El centro de la ciudad es muy seguro y la zona renovada del Bairro do Recife en particular es una verdadera joya, más parecida a la Europa de la Belle Époque que al resto de Brasil.

La mayoría de la clase media vive en el barrio costero de Boa Viagem, una jungla de altos edificios de apartamentos y hoteles playeros situada al sur, aunque no tan turística como Maceió. Pese a que muchos centros comerciales y de negocios se han trasladado a este barrio, sigue siendo una zona principalmente residencial.


Olinda es sencillamente uno de los complejos de arquitectura colonial más extensos y hermosos de Brasil y te estará esperando durante las excursiones de tu crucero MSC por Sudamérica. Esta ciudad es un laberinto de calles empedradas, colinas coronadas por iglesias blancas, casas de colores pastel, fuentes barrocas y elegantes plazas.

Los cruceros MSC por Sudamérica también ofrecen excursiones a Igarassu. Igarassu, la segunda ciudad más antigua de Brasil situada a 32 km al norte de Recife, fue fundada por los portugueses en 1537 sobre una cresta en medio de un mar de palmeras. Su nombre significa «gran canoa» en el idioma de los indios tupíes, el grito que exclamaron cuando avistaron por primera vez los galeones de los portugueses.

Aunque no llega al nivel de Olinda, Igarassu permite admirar varios restos de su pasado en el centro histórico (Sítio Histórico de Igarassu), como por ejemplo la modesta Igreja dos Santos Cosme e Damião, la iglesia más antigua de Brasil, todavía en pie sobre la cresta (la primera iglesia fue fundada en 1535, pero esta fue construida en la década de 1590).

Qué ver en Recife

Descubre nuestras excursiones