Cruceros a Bridgetown, Barbados

El molino de azúcar de Morgan Lewis
La extraordinaria Cueva de Harrison
Playa de Pirates Cove

Busca tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Bridgetown

La capital de Barbados

Tras llegar a Barbados a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, empezarás recorriendo la capital, Bridgetown, una pequeña ciudad caribeña con innumerables atracciones, entre las que destacan sus múltiples edificios coloniales, el edificio del Parlamento y la estatua de Lord Nelson, situada en lo que actualmente se conoce como la Plaza de los Héroes Nacionales


Barbados conserva aún parte de su esencia británica, con sus topónimos, su cricket, sus carreras de caballos, sus partidos de polo, sus parroquias anglicanas e incluso un barrio en cuesta denominado Escocia. Pero dicha esencia británica puede resultar exagerada, porque, por encima de todo, Barbados es un país típico de las Indias Occidentales, cubierto de campos de caña de azúcar y repleto de pequeñas tiendas de ron. 


La zona histórica de la Guarnición, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con sus espléndidos edificios de los siglos XVIII y XIX, es una parada obligada, con una de las mejores colecciones de cañones del mundo. También alberga la George Washington House, en la que el patriota estadounidense pasó seis semanas de su vida. 


La actual iglesia de St. John, en la parroquia oriental del mismo nombre, es la quinta reconstrucción de la iglesia más antigua de la zona, de estilo gótico de Barbados. Ubicada en lo alto de un acantilado a casi 250 metros por encima del nivel del mar, data del año 1836. En su interior alberga una escultura del artista británico del siglo XVIII Richard Westmacott, mientras que en su cementerio se encuentra la tumba de Ferdinand Palaiologos, descendiente directo del hermano de Constantino XI, último emperador bizantino. 


Reserva una de nuestras excursiones si deseas conocer la historia de la isla en el Museo de Barbados y la Sociedad Histórica, en el barrio de St. Michael. También podrás recorrer la Sunbury Plantation House, situada en la tranquila zona campestre de St. Philip, un homenaje a la vida en las plantaciones y a épocas pasadas que data del año 1650. 


La Cueva de Harrison, ubicada en el distrito de St. Thomas, es una maravilla de la naturaleza, con sus estalactitas, estalagmitas, arroyos, lagos y cascadas. En una de las cavernas, el juego de luces en las rocas es tan intenso que se conoce como “la Sala de Cristal.” 


Si quieres divertirte en la playa, puedes visitar Pirates Cove, una de las mejores de todo Barbados, repleta de palmeras y cabañas, y con una arena blanca y unas aguas cristalinas. A tiro de piedra de Bridgetown, se trata de un lugar perfecto para relajarse. 


Y si te atreves a navegar por las profundidades marinas, puedes hacer una excursión a un submarino, el Atlantis, y explorar desde él la barrera de coral y la belleza que se esconde bajo la superficie del agua.

Qué ver en Bridgetown

Descubre nuestras excursiones

    Barbados

    Comida, vino y ron a orillas del Atlántico
    Comida, vino y ron a orillas del Atlántico

    Durante un crucero MSC por el Caribe tomarás tierra en el puerto de Bridgetown, en Barbados.

    Durante más de trescientos años, Barbados fue una colonia británica y no te sorprenderá ver que le ha quedado algo de esa esencia británica: los nombres de los lugares, el cricket, el polo y las carreras de caballos, las parroquias anglicanas e incluso un barrio en una colina llamado Escocia. Pero este aire británico puede llegar a ser exagerado para esta isla de las indias Occidentales cubierta por un mosaico de plantaciones de caña de azúcar y salpicada de pequeñas tiendas de ron. Su música es el calypso, su alimento más preciado el pez volador y sus influencias culturales provienen tanto de América como de Europa. Los habitantes de Barbados, conocidos como los Bajan, son cálidos y acogedores, como podrás comprobar en cualquier sitio. Entre los atractivos más tradicionales en tu viaje a Barbados encontrarás sugestivas casas en las plantaciones de la isla, coloridos jardines botánicos, orgullosos fuertes militares y estaciones de señalización. La capital, Bridgetown, es un alegre lugar para visitar, con un excelente museo nacional y magníficos bares y discotecas.

    Y además están las playas, desde las normalmente abarrotadas Accra Beach y Mullins Bay hasta los minúsculos aunque soberbios bancos de arena rodeados de palmeras como Bottom Bay, en el sureste.