Cruceros a Fort-de-France, Martinica

Catedral de Balata

Destillerías de ron

Jardines botánicos

Busca tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Fort de France

Legado francés, belleza natural y ron

Gracias en gran medida a sus influencias francesas y de las indias occidentales, Martinica, una exuberante y montañosa isla ubicada en las Antillas Menores con su volcán durmiente Monte Pelée como telón de fondo, desprende un aire cosmopolita con una sofisticada escena gastronómica y cultural que atrae a los viajeros no solo por sus maravillas naturales y sus hermosas bahías y playas, sino también por el corazón de su capital, Fort-de-France. Aunque el idioma oficial es el francés, la mayoría de los habitantes de la isla también hablan criollo antillano. Y al formar parte de la Unión Europea, la divisa de la isla es el euro. 


Al llegar a Fort-de-France a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, te toparás de inmediato con las abruptas colinas de la isla, su colorida arquitectura colonial, sus balcones ornamentados y sus flores tropicales. Reserva una excursión a la catedral de Balata, una réplica en miniatura del Sagrado Corazón de Montmartre, en París, con unas espectaculares vistas de Fort-de-France y de la bahía. 


Antes de que Martinica fuera bautizada con su nombre actual, se llamaba Madinina, la isla de las flores. En los jardines botánicos de Balata podrás descubrir 300 tipos de palmeras, disfrutar de las vistas desde el puente colgante del jardín, y contemplar las flores tropicales en eclosión en medio de un frondoso paisaje con una superficie de casi 6,5 hectáreas. 


También podrás probar las mejores destilerías de ron de la isla. Nuestras excursiones te llevarán hasta la Destilería Depaz, en funcionamiento desde 1651, o hasta la Destilería y Museo del Ron St. James, donde tendrás la oportunidad de aprender cómo se elabora el ron y de degustar el tradicional Ron Agrícola, hecho con zumo de caña de azúcar recién exprimido en lugar de con la tradicional melaza. 


Tras ello, podrás visitar las ruinas del teatro de St. Pierre, antigua capital cultural de Martinica, que fue trágicamente destruida por la erupción en 1902 del Monte Pelée. La actual ciudad moderna de St. Pierre es la 101.ª “ciudad histórica y artística” de Francia.

Qué ver en Fort de France

Descubre nuestras excursiones

    Martinica

    Una explosión de colores
    Una explosión de colores

    Probablemente la parada más colorida de este crucero por el Caribe, con tornasoladas playas que cambian desde el blanco más resplandeciente hasta el negro plateado.

    ¿Dónde puedes descubrir esta sorprendente diversidad del paisaje? Solo en unas vacaciones en Martinica, en las playas de Las Salinas, la Bahía de los Ingleses y Le François. Cerca de Anse Noire, (la cala de la Ensenada Negra), al sureste de la isla, podrás incluso ver una playa de arena negra junto a otra de arena blanca.

    Basta con darle la espalda al mar para descubrir un paraíso verde que cambia de un extremo al otro de la isla. Al norte encontramos verdes y exuberantes terrenos montañosos, un paisaje salvaje atravesado por sus numerosos arroyos y cascadas naturales.

    El Monte Pelée, el macizo Pitons du Carbet, el Canal de Beauregard o la Traza de los Jesuítas son solo algunas de las metas para los exploradores que quieran aventurarse por uno de los treinta senderos del corazón de la isla. No subestimes la bebida reina de la isla: El ron se produce en once diferentes destilerías de la isla.

    A lo largo del “Tour del Ron”, cada productor te contará el carácter y las características de su destilado de caña de azúcar, o cómo cada elección durante su producción, desde el corte de la caña en adelante, puede cambiar el sabor de este aromático néctar.