Cruceros a San Juan, Puerto Rico

El caso antiguo

El paseo de la princesa

El fuerte de San Felipe del Morro

Recorridos gastronómicos a pie

El Yunque

Busca tus cruceros por el Caribe y las Antillas

San Juan

Puerto Rico, un destino único

Bendecida con algunos de los edificios más antiguos del hemisferio occidental, San Juan, la capital de Puerto Rico, presenta un encanto romántico con sus brillantes fachadas de estilo colonial español color pastel, sus balcones de hierro forjado repletos de flores, sus estrellas calles adoquinadas y sus hermosas plazas ajardinadas. Tras llegar al puerto a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, explorarás el Viejo San Juan, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y famoso por las fortalezas del Castillo San Felipe del Morro y el Castillo San Cristóbal


La ciudad vieja se asienta sobre un promontorio de unos 4 kilómetros de largo, conectado por un puente con el continente, que alberga la bahía de San Juan, durante siglos un puerto clave en el Nuevo Mundo. Su nombre original de Puerto Rico obedece a su ubicación, que lo hacía el lugar perfecto para el transporte naval.


Gracias a nuestras excursiones, podrás recorrer San Juan a pie y disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad, haciendo unos descubrimientos culturales que jamás olvidarás. Visita la ciudad vieja caminando por el Paseo de la Princesa, la avenida más antigua de San Juan, repleta de árboles. Sube hasta la parte sur de La Muralla, que hasta el siglo XIX rodeaba de arenisca todo el Viejo San Juan. Y recorre la fortaleza de El Morro, del siglo XVI, con sus seis líneas de defensa.


Haz una excursión a pie con degustación de ca para descubrir la rica cultura cafetera puertorriqueña y saber cómo han contribuido el rico suelo volcánico de la isla y su clima al auge del café como uno de sus principales cultivos. Tómate una deliciosa taza recién hecha de café con leche puertorriqueño, conoce los vínculos históricos de la isla con la bebida, y descubre la relación entre el café y la Iglesia en esta excursión MSC por las calles del Viejo San Juan. 


Si no, saborea las delicias gastronómicas de San Juan en una exclusiva excursión exclusiva para los pasajeros de MSC, en la que podrás degustar la comida y la bebida de la zona en cinco destinos esparcidos por la ruta a través de la ciudad colonial fortificada. Desde los buñuelos puertorriqueños del histórico hotel El Convento a la degustación de chocolate con un maestro chocolatero de cuarta generación, no hay ningún motivo por el que debas perderte esta excursión, que finaliza en La Casita de Rones, donde aprenderás sobre el ron y la piña colada, la bebida nacional de Puerto Rico. 


Teniendo en cuenta que más del 80% de la producción mundial de ron procede de Puerto Rico, seguro que te apetece saber más sobre este licor y hacer una excursión a la Casa Bacardí, en la ciudad de Cataño. Descubre la historia que hay detrás de sus legendarios cócteles, echa un vistazo a los productos expuestos y aprende sobre el proceso de elaboración del ron, con su introducción en barriles de madera, su envejecimiento y su acabado. Y como colofón, disfruta de un fascinante espectáculo de coctelería. 


Los amantes de la naturaleza no querrán dejar de visitar El Yunque, el único bosque tropical en territorio estadounidense y uno de los rincones más hermosos de Puerto Rico en lo que a naturaleza se refiere. Maravíllate con sus pequeñas cascadas cola de caballo, sus helechos gigantes y sus árboles caducos tropicales. Si quieres vivir una experiencia inolvidable, recorre en kayak con otra de nuestras excursiones la encantadora bahía bioluminiscente de Laguna Grande de Fajardo. Rema bajo el cielo nocturno y bajo la luz del faro de Fajardo, y contempla el brillo del agua gracias a la bioluminiscencia de millones y millones de organismos diminutos.

Qué ver en San Juan

Descubre nuestras excursiones

    Puerto Rico

    Naturaleza y modernidad
    Naturaleza y modernidad

    Puerto Rico cumple un papel fundamental en el Caribe, es la última isla de tamaño considerable antes del extenso brazo de las Antillas que llega hasta Venezuela, fragmentándose en las minúsculas islas de Leeward y Windward.

    Unas vacaciones en Puerto Rico son una buena oportunidad para conocer su estatus único de protectorado estadounidense, que lo mantiene a un mundo de distancia de las islas vecinas, una distancia que se mide más en dólares que en kilómetros. 


    Es un lugar que combina la vida isleña con un nivel de infraestructuras difícil de encontrar en esta zona: sus excelentes autovías permiten a los viajeros desplazarse entre una barrera coralina y un restaurante de cinco estrellas. 

    La influencia americana es especialmente fuerte en San Juan, donde ni siquiera las murallas de El Morro, que detuvieron a los atacantes europeos durante 500 años, han sido capaces de frenar la influencia de las cadenas americanas de comida rápida y las franquicias. Pero el corazón de la capital sigue siendo típicamente latino, con la vieja San Juan que alberga un tesoro escondido de arquitectura colonial española de colores pastel que se asoma a callejuelas exquisitamente restauradas. 


    Durante tu crucero por Puerto Rico, incluso en su bulliciosa capital, es difícil encontrar una playa que no tenga personalidad, mientras que la naturaleza es mucho más virgen fuera de las grandes poblaciones, especialmente en la montañosa jungla interior, en las playas semiocultas a lo largo de la costa meridional y en las islas del litoral.