Cruceros a Port of Spain, Trinidad y Tobago

Bahía Maracas

Jardines botánicos reales

Monasterio del Mount St. Benedict

Santuario Caroni Bird

Busca tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Puerto España

La atracción natural más importante del Caribe

Trinidad y Tobago es un lugar ideal para refugiarse en la naturaleza a la vez que disfrutas del folklore, los ritmos y los sabores de una isla enriquecida por su mezcla de culturas (africana, india, europea, china y de Oriente Próximo). 


Famosa por sus inmaculadas playas y sus bosques centenarios, la cordillera septentrional de Trinidad, que abarca una cuarta parte de la isla, alberga casi 500 especies de mamíferos, aves, peces y reptiles, así como 620 tipos de mariposas. La isla ha sido galardonada como el destino más respetuoso con el medio ambiente del mundo, además de ser la principal atracción natural del Caribe. 


Al llegar a la agitada capital de Puerto España a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, podrás reservar uno de nuestros preciosos recorridos en coche para disfrutar de unas impresionantes vistas panorámicas a Puerto España. Pasarás por edificios majestuosos como el Parlamento o la fila de casas coloniales construidas originalmente como residencias privadas, conocidas como The Magnificent Seven. También podrás rodearte de árboles exóticos y flores tropicales en los jardines botánicos reales, uno de los más antiguos del mundo, creados en 1818.


Fuera de la ciudad, te invitamos a hacer otra de nuestras excursiones al bosque de Trinidad para ascender hasta el Monasterio del Mount St. Benedict, conocido como la Abadía de Nuestra Señora del Exilio, a 200 metros por encima de nivel del mar. Con una ubicación tranquila en las montañas, el monasterio fue construido por unos monjes brasileños para refugiarse y dar cobijo a cualquier víctima de la persecución religiosa. En él, tu guía te dará una perspectiva histórica y cultural de los monjes que llevan décadas llevando una vida de contemplación. El monasterio está abierto a personas de todas las creencias religiosas. 


¿Necesitas relajarte? Déjanos llevarte a Bahía Maracas, una playa muy famosa repleta de palmeras y rodeada de frondosas colinas ideal para tomar el sol. 


Y si lo que buscas es descubrir la fauna de la zona, coge la cámara y haz una excursión al santuario Caroni Bird. Perfecta para aquellos a los que les guste avistar aves, la excursión te permitirá viajar por los manglares en una embarcación plana o un kayak y conocer el hábitat endémico de la garza roja y otras especies. También podrás recorrer las plantaciones de cacao, cítricos y café hasta el Centro de la Naturaleza Asa Wright, situado en el valle de Aripo, donde podrás dar un paseo por el bosque tropical con un guía naturalista.

Qué ver en Puerto España

Descubre nuestras excursiones

    Trinidad y Tobago

    Las sombras de los arrecifes de coral
    Las sombras de los arrecifes de coral

    Trinidad y Tobago. Tan cerca, pero tan diferente. Un crucero por Trinidad te llevará hasta Puerto España, su capital, casi veinte veces más poblada que Scarborough, el centro principal de Tobago.


    Los edificios coloniales del siglo XVIII dan a dos avenidas peatonales que constituyen Plaza de la Independencia, la plaza principal, llena de tiendas y de restaurantes. En el extremo nororiental de Queen’s Park Savannah, antigua plantación de azúcar reconvertida en parque público con un hipódromo en su interior, puedes visitar el bonito jardín rocoso con nenúfares que cubren los estanques que hay entre las rocas. Si te desplazas hacia el lado opuesto hay unas magníficas vistas aéreas de la ciudad. Sobresalen los Siete Magníficos: un maravillosos grupo de edificios coloniales donde llaman la atención las almenas y las torres del Castillo de Stollmeyer, un fragmento escocés en el Caribe.

    Puedes disfrutar de la naturaleza virgen en ambas islas, pero si prefieres un ritmo más lento deberías ir a Tobago. También encontrarás coloridas aldeas de pescadores que se conservan como hace cincuenta años, como las de Charlotteville y Speyside. En esta última encontrarás lugares únicos para practicar el submarinismo, donde podrás admirar los arrecifes de coral que protegen las playas, entre esponjas del tamaño de una persona y bancos de coral negro.