Siracusa

Los pueblos barrocos de Ragusa, Ibla y Modica
La bulliciosa isla de Ortygia
El Parque Arqueológico de Syracuse

Encuentra Cruceros por el Mediterráneo

Siracusa

La fascinante atmósfera de Sicilia

Un viaje a través de la cultura y el arte. Con un crucero MSC te sumergirás en una de las regiones más fascinantes e históricas de Italia. Bienvenido a Sicilia: en el corazón del Mar Mediterráneo, rodeada de aguas cristalinas, una tierra mágica y acogedora que preserva vestigios de las antiguas civilizaciones.


Con un paseo pro el Val di Noto, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, podrás disfrutar plenamente del barroco siciliano, en el camino del "Comisario Montalbano", el famoso personaje creado por el autor Andrea Camilleri. Pasando a través de Ragusa Ibla, el antiguo centro histórico de Ragusa, con sus numerosas iglesias y muchos edificios de antaño, continuando a Scicli, donde podrás admirar los asentamientos bizantinos en el área de Chiafura, para finalmente llegar a Modica, famosa no solo por el delicioso chocolate de origen azteca sino también, por el valor artístico de sus edificios.


Al moverte por Siracusa, llegarás a la Isla de Ortigia, la antigua ciudad, conectada con el territorio por el puente Umbertino. Allí, han existido grandes civilizaciones: desde los griegos y los fenicios hasta los romanos, desde los árabes hasta los bizantinos, los normandos y los aragoneses. Para experimentar la vida al máximo en esta ciudad no puedes dejar de realizar una visita al mercado: pierdete entre los puestos, donde los vendedores de pescado, carne, frutas y vegetales promueven sus productos con el típico vanniate, gritos y rimas en dialecto local.


O reserva una excursión al Parque Arqueológico de Siracusa. En este yacimiento podrás admirar, entre otras cosas, reliquias del período Greco-Romano, como el Teatro Griego del Siglo V a.C, donde el dramaturgo Aeschylus interpretó Las Mujeres de Aetna en el 476 a.C; La oreja de Dionisio, una cueva artificial de 23m de altura; el anfiteatro romano, tallado en la roca y entre los más grandes de Sicilia; y el Ara de Ierone, el altar que originalmente tenía unos 198m de largo y más de 20m de ancho.

Descubre excursiones en Siracusa

    Italia

    Historia, gastronomía y moda
    Historia, gastronomía y moda

    Un crucero por Italia es como una montaña rusa de emociones. Roma es una ciudad magnífica e inigualable, y en lo que a lugares de interés histórico se refiere bate a cualquier otra del país.
     
    Liguria, la pequeña provincia costera a lo largo de la costa noroccidental, se conoce desde hace tiempo como la “Riviera Italiana”, y es precisamente por eso que los amantes del sol la ocupan durante gran parte del verano.
    En el Véneto el principal núcleo de interés es claramente Venecia: una ciudad única donde cada rincón es especial, por lo que su fama es bien merecida. La Toscana, en el centro de Italia, constituye quizá la imagen más representativa que normalmente se tiene del país, con su clásica campiña y sus ciudades llenas de arte como Florencia y Pisa.

    El auténtico sur comienza en la región de Campania. Su capital, Nápoles, es una ciudad única e inolvidable, el corazón espiritual de la Italia meridional. Apulia, el “tacón” de Italia, ofrece placeres poco conocidos, como el paisaje de la península del Gargano y la calidad de los mercadillos tipo zoco de su capital, Bari.

    Si hablamos de Sicilia, la isla es realmente otro mundo, con una amplia mezcla de atractivos que van desde algunos de los más bellos y mejor conservados tesoros helenísticos de Europa hasta Taormina o Cefalù, dos de las más interesantes localidades costeras del Mediterráneo, sin hablar del maravilloso escenario de sus paisajes.